¿Qué colchón elegir para un bebé?

que colchon elegir para bebe

Durante los dos primeros años, el bebé pasa más tiempo dormido que despierto. El sueño es una parte esencial de su desarrollo y crecimiento. Por lo tanto, hay que prestar especial atención a la elección de la cama. A menudo la gente se pregunta qué colchón para bebés elegir para crear un nido seguro y acogedor. Hay varios criterios de selección que deben tenerse en cuenta. Aquí tienes nuestros consejos sobre qué colchón elegir para tu bebé.

Materiales adaptados a las necesidades de los niños pequeños

A la hora de elegir un colchón para bebés, recuerda que tu bebé necesitará un entorno cómodo, seguro y saludable. Si es posible, elige un colchón de fibras naturales no tratadas para evitar alergias. Látex 100% natural certificado, algodón, fibra de coco o lana son los materiales a elegir. Los tratamientos antifúngicos o antibacterianos suelen estar hechos con productos químicos, por lo que es mejor evitarlos.

Los materiales sintéticos como el látex o la espuma de poliuretano son más asequibles y pueden utilizarse en un colchón para bebés. Sin embargo, un modelo de muelle de bolsillo no es especialmente adecuado para un bebé. Los colchones de espuma con memoria son muy populares entre los adultos, pero no se recomiendan para los bebés porque son demasiado envolventes.

¿Qué colchón para el bebé? Una cuestión de tamaño

El tamaño de la cama es uno de los factores que pueden influir en la elección del colchón para un bebé. Para acoger a un bebé nada más salir de la maternidad, se puede optar por una cuna con barrotes. Ofrecemos varios modelos de madera de diseño ecológico fabricados con madera procedente de explotaciones forestales responsables. Los tamaños estándar son 60 x 120 cm y 70 x 140 cm. La segunda opción te permitirá retrasar ligeramente el momento en que tengas que cambiar la cama, aunque dependerá del crecimiento de tu hijo.

Estos dos tamaños de colchón garantizarán una cama cómoda que permitirá a su bebé moverse libremente. Para su bienestar, pero también para su seguridad, lo mejor es elegir un colchón con un grosor de entre 8 y 12 cm. Dado el peso del bebé, esto será más que suficiente para asegurar su comodidad y evitar que se hunda en el colchón.

¿Qué densidad para un colchón cómodo?

Qué densidad para el colchón de bebe

La densidad del colchón es crucial. Es independiente del grosor del colchón (esto se confunde a menudo). Elige un colchón con la densidad adecuada, ni demasiado alta (demasiada firmeza podría ser perjudicial para la comodidad de tu hijo) ni demasiado baja (demasiado blanda, el colchón dejaría de desempeñar su función de soporte, sería probable que se hundiera a largo plazo e incluso constituiría un peligro). Por lo tanto, en general se recomienda una densidad de entre 20 kg/m3 y 22 kg/m3 para un colchón de bebé.

El colchón extraíble, una verdadera ventaja

Los colchones para bebés pueden ser difíciles de vivir. Para que el colchón respire correctamente, es mejor no utilizar una funda de colchón con una capa impermeable que impida la ventilación. Además, para facilitar su mantenimiento, es interesante elegir un modelo con funda extraíble y material lavable a máquina.

Firmeza para un descanso seguro

Si al bebé le gusta acurrucarse en la comodidad de tus brazos, necesitará un colchón bastante firme para dormir. De nuevo, esto es para evitar que sea absorbido por la cama y le falte el aire.

A la hora de elegir un colchón para bebés, es importante tener en cuenta la densidad de los modelos que se ofrecen. Para una firmeza adecuada para un bebé, se debe preferir un colchón con un mínimo de 30 kg/m³. Los colchones de fibras naturales pueden tener una densidad de entre 70 y 90 kg por metro cúbico, que puede parecer muy firme, pero que en realidad es perfecta para acoger al bebé.

El cambiador, para mayor comodidad

No necesariamente nos damos cuenta de lo importante que puede ser un cambiador a la hora de dar la bienvenida a un niño. Sin embargo, entre el cambio de pañales y el cuidado del bebé después del baño, necesitarás uno cada día. Los pañales y los cambiadores también son esenciales para el hogar, pero también para los paseos. Si te preguntas qué colchón de bebé elegir para el pañal, lo mejor es optar por dos modelos.

El primero es lo suficientemente grueso para el cambiador de casa. Los colores son infinitamente variables, por lo que podrá encontrar uno para cada tipo de decoración. Para facilitar el mantenimiento, las cubiertas son desmontables. Para acompañarte en cada una de tus salidas, piensa en el cambiador plegable. Más fino, ocupa poco espacio, pero permite crear un acogedor capullo cuando llega la hora de cambiar al bebé y no estás en casa.

¿Qué material para la ropa de cama saludable?

Colchones ecológicos para bebés

En una época en la que cada vez más niños sufren alergias y problemas respiratorios, parece prudente pensar en el aspecto sanitario del colchón. Y un colchón saludable es el que está hecho con materiales naturales, sin productos tóxicos (certificación Oeko-Tex o Certipur para las espumas).

Hay una gran variedad de materiales para el relleno y el relleno (revestimiento de la superficie) del colchón.

Colchones de espuma (poliéster, poliuretano o viscoelástica).

Los colchones de espuma tienen fama de ser cómodos, tienen un alto nivel de memoria de forma y son muy resistentes. Se tratan con agentes antibacterianos y antifúngicos, que no son perjudiciales. Suelen ofrecer una buena relación calidad-precio y también son fáciles de manejar, ya que son bastante ligeras.

Látex

Elige el látex natural en lugar del sintético. El látex es interesante por sus propiedades termorreguladoras. Además, previene las alergias al impedir el crecimiento bacteriológico. Por lo general, proporciona flexibilidad y un ajuste cómodo.

Lana

Natural y reciclable, también es termorregulador y altamente aislante. Proporciona una envoltura cálida y agradable para el bebé.

Fibra de coco

La fibra de coco es sin duda el material más ecológico y transpirable para la ropa de cama del bebé. También es conocido por sus cualidades hipoalergénicas.

Tencel

Fabricado a partir de pulpa de madera (eucalipto), el tencel es un material saludable con una gran capacidad de absorción (ideal para un bebé que suda).

Fibra de bambú

El tejido suele ser de viscosa de bambú, conocida por sus propiedades antibacterianas y absorbentes. Al igual que el tencel, la transpiración se evacua fácilmente y el bambú da una suavidad especial a la cama.

Los colchones fabricados con uno solo de estos materiales son raros. La mayoría de las veces se utiliza una combinación de estos materiales, lo que confiere al producto una combinación de sus propias cualidades. Por ejemplo, el látex proporcionará flexibilidad y la fibra de coco garantizará una buena circulación del aire dentro del mismo colchón.

Saber qué colchón de bebé elegir no es tarea fácil. Además de mantener al bebé cómodo, el colchón debe proporcionarle un lugar seguro para dormir. Para ello, hay que elegir un modelo de firma con las dimensiones adecuadas y fabricado con materiales apropiados. Y no olvides que el cambiador es una parte esencial del cuidado de un bebé.

El sitio Web directoria.es utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.    Más información
Privacidad