Cómo elegir una tostadora

tostadora

El tostador es un aparato esencial en las cocinas francesas. Tiene múltiples usos, entre ellos la preparación de sabrosas tostadas para mejorar su desayuno. Hay muchos modelos en el mercado, con diversas características. Para elegir la tostadora que se ajuste a tus necesidades, debes tener en cuenta varios criterios. Festihome te explica lo esencial para ayudarte a elegir la mejor tostadora.

Comprar una tostadora: todas las posibilidades

La compra de una tostadora permite realizar varias tareas en la cocina.

Por supuesto, el uso principal de una tostadora es tostar el pan o calentar la bollería. Pero comprar una tostadora también es muy útil para tus aperitivos. Durante las fiestas, puede utilizarlo para tostar tostadas de foie gras, por ejemplo. Una tostadora multifunción puede descongelar pan o bollos. Al permitirle tostar el pan y la bollería del día anterior para hacerlos más sabrosos, la tostadora demuestra ser una ventaja en la lucha contra el desperdicio de alimentos.

Lo primero que hay que hacer para elegir la mejor tostadora es definir sus necesidades. Esto le ayudará a encontrar el aparato adecuado.

Cómo elegir la tostadora adecuada para sus necesidades

Sus necesidades cambian en función del tamaño de su hogar y de los productos que quiera tostar. Si tienes una familia numerosa, un aparato pequeño no será adecuado.

Lo mismo ocurre con la compra de una tostadora de sándwiches, que no podrá tostar grandes trozos de baguette. Hay dos criterios muy importantes a tener en cuenta a la hora de elegir la mejor tostadora: las dimensiones del aparato y el número y tamaño de sus ranuras.

Tostadora larga o tostadora ancha: cómo escoger

Hay dos tipos de tostadoras: largas y anchas. Las tostadoras largas son las más voluminosas. Su ranura permite tostar trozos de baguette o bollería. Las tostadoras anchas son especialmente populares entre los amantes del pan de molde. Es un tipo de tostador compacto que ocupa menos espacio en la cocina y garantiza una mayor estabilidad del pan.

¿Cuántas ranuras tiene la mejor tostadora?

Debes elegir una tostadora con un número de ranuras que se ajuste al tamaño de tu hogar y sus dimensiones deben coincidir con los productos que quieres calentar. Si se trata de una persona sola o de una pareja sin hijos, el tostador de 1 o 2 ranuras es suficiente. Por otro lado, una familia puede necesitar más tostadas para el desayuno.

El tostador largo de 4 o 2 rebanadas es una mejor opción para esta necesidad. Las ranuras de una tostadora larga son las más flexibles, ya que es posible colocar en ellas varias rebanadas de pan de molde o un trozo de baguette, mientras que las de una tostadora ancha están más estandarizadas. En el mercado, las ranuras de 28 o 38 mm de ancho son las más comunes.

Elegir una tostadora práctica y funcional

La mejor tostadora es la que le permite satisfacer fácilmente todas sus necesidades proporcionando una buena experiencia de uso. Por lo tanto, tienes que fijarte en la funcionalidad de la tostadora que compres, en sus ajustes de termostato y en las opciones que te ofrece.

Comprar una tostadora: las diferentes características

Muchos modelos son tostadores multifuncionales, que pueden servir para varias cosas. Estas tostadoras son más versátiles y te hacen la vida más fácil.

Aquí tienes algunos ejemplos de usos de tu tostadora:

  • Función de descongelación: con esta función se puede tostar el pan o los bollos que salen del congelador.
  • Función de recalentamiento: utilice esta opción para calentar el pan antes de untarlo. También puedes utilizarlo para comer tus pastas calientes.
  • Función baguette: un tostador de baguettes puede dorar la miga sin carbonizar la corteza.

Comprar la tostadora adecuada: opciones para facilitar su uso

La facilidad de uso es otro criterio a tener en cuenta a la hora de comprar una tostadora, sobre todo si está pensada para un uso frecuente. Un tostador que le proporcione una buena experiencia de uso hará que la preparación de su desayuno o aperitivo sea más agradable.

Cómo elegir una tostadora

Hay muchas opciones para facilitar el uso de la tostadora:

  • La elevación extra alta: el propietario de una tostadora que no levanta lo suficiente la tostada, corre constantemente el riesgo de quemarse. El elevador extra alto que incorporan algunos modelos modernos de tostadoras permite recuperar las tostadas con seguridad.
  • Bajada y subida automática del pan: esta opción, presente sobre todo en los modelos de tostadores de gama alta, garantiza una seguridad óptima en el uso del aparato. Un tostador automático está equipado con sensores que bajan las tostadas en cuanto detectan su presencia y las suben una vez tostadas, evitando así cualquier riesgo de quemado.
  • Un soporte para pasteles: este accesorio le permite colocar un croissant de chocolate o un cruasán encima del tostador para calentarlos sin que se quemen.
  • Bandeja recogemigas: Este utensilio permite retirar las migas de pan de la tostadora para que no se quemen y desprendan mal olor. Es una solución más práctica que poner la tostadora boca abajo y agitarla.
  • Paredes frías: el riesgo de quemarse nunca debe pasarse por alto con una tostadora, especialmente si tienes niños. Las paredes frías están equipadas con un aislamiento térmico que limita la acumulación de calor.
  • La pantalla LCD: gracias a esta pantalla, el uso y la programación de su tostador son más fáciles y precisos.
  • El botón de parada: puede utilizarlo para detener el proceso de cocción y comprobar que el pan no se ha quemado.

Comprar una tostadora: elegir un termostato adaptado a sus necesidades

Los gustos y los colores no son discutibles, y lo mismo ocurre con la forma en que te gusta tostar el pan: a algunos les gusta apenas dorado, a otros bien tostado.

El termostato, que regula la intensidad del aparato, es por tanto un criterio clave a la hora de comprar una tostadora. La mayoría de las tostadoras convencionales tienen un simple termostato con un rango de potencia que permite ajustar el nivel de tostado (desde ligeramente dorado hasta muy tostado) del pan.

Sin embargo, algunas tostadoras de gama alta ofrecen un termostato más sofisticado que también permite cocinar el interior y el exterior del pan por separado, según sus preferencias. Además de su intensidad variable, el termostato puede modificar la distancia entre la parrilla y el pan.

Elegir una tostadora de calidad: de la potencia al diseño

Si quieres invertir en una tostadora de calidad en lugar de un modelo básico, debes tener en cuenta algunos aspectos: la velocidad, el material y el diseño del aparato.

Potencia: comprar una tostadora de alto rendimiento para cocinar mejor y más rápido

La potencia de una tostadora, expresada en vatios, determina la rapidez con la que se tuestan las tostadas. Esto hace que el tostado sea más eficiente y de mejor calidad porque mantiene el pan crujiente y evita que se reseque. La potencia de una tostadora puede variar significativamente según la calidad del modelo. Si quieres utilizar tu tostadora de forma habitual, elige una de al menos 1000 vatios.

Elegir la mejor tostadora: ¿qué material para una buena tostadora?

Los distintos modelos de tostadoras están diseñados con varios tipos de materiales: plástico, aluminio o acero inoxidable. Las tostadoras de plástico suelen ser modelos básicos. Una tostadora de acero inoxidable es de mejor calidad.

Además de ser más resistente a las marcas y al óxido, lo que facilita su mantenimiento, también es un material interesante desde el punto de vista del diseño: ¡el tiempo no altera su aspecto!

Comprar una tostadora de diseño

La estética es un punto que no hay que descuidar a la hora de comprar una tostadora: si la usas a menudo y la dejas sobre la encimera, es importante que encaje bien en tu cocina. Hoy en día, los fabricantes utilizan este elemento para diferenciarse de sus competidores.

Hay varias palancas que se pueden utilizar para crear una tostadora de diseño: el material, el color y el aspecto. Se puede jugar con el material de la tostadora para hacerla más estética. El revestimiento metálico da una impresión de modernidad y combina bien con otros electrodomésticos. Una tostadora vintage, por ejemplo, tiene las ventajas de la tecnología combinadas con un aspecto retro, para un estilo muy especial.

También puede elegir un tostador transparente, cuyas paredes de cristal le permiten seguir la cocción del pan en tiempo real.

Precio de una tostadora: ¿cuánto invertir?

El precio de una tostadora varía considerablemente según el modelo: las más baratas cuestan unos 10 euros, mientras que algunas pueden costar 300 euros o más. El presupuesto a invertir depende directamente de sus necesidades.

Si quiere comprar una tostadora barata, puede adquirir un modelo básico por 20, 30 o 40 euros. Las tostadoras aumentan de precio en función de su versatilidad, prestaciones y estética. Una tostadora de gama alta puede costar hasta 350 libras. Todo lo que tienes que hacer es preparar tu propio pan

El sitio Web directoria.es utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.    Más información
Privacidad