Guía de compra de las mejores ollas a presión

olla de presion

¿Cómo puede estar seguro de elegir la olla a presión adecuada cuando se enfrenta a muchos modelos? Pues bien, en esta guía de compra te daremos algunos consejos y trucos que te permitirán encontrar el mejor dispositivo para tus necesidades.

¿Qué es una olla a presión?

La olla a presión, también conocida como olla de presión, es un aparato de cocina esencial. Es un elemento de cocción hermético que funciona según el principio del vapor a presión.

Gracias a este sistema de cocción a presión, la olla a presión alcanza un nivel de temperatura más alto que la temperatura de ebullición habitual para permitir una cocción más rápida de los alimentos.
¿Cuál es la mejor olla a presión?

Nuestra tabla comparativa le ofrece modelos de ollas a presión de calidad a precios excepcionales.

¿Cómo elegir una buena olla a presión?

Capacidad

En efecto, es fundamental conocer la capacidad de la olla necesaria para preparar una comida para toda la familia. Para ello, debes saber que el volumen del depósito varía de 4 a 10 litros, incluso más.

Y para facilitarle la tarea, le informamos que una capacidad de 4 litros es adecuada para una preparación de 2 a 4 personas y una capacidad de 6 litros corresponde a una comida de 4 a 6 personas. Si hay más personas en casa, es mejor elegir una olla a presión de mayor capacidad: 8 litros para 5 a 8 personas; 10 litros para 7 a 10 personas.

El sistema de apertura

Este tipo de sartén debe ser perfectamente hermética para poder cocinar al vapor. Existen 4 sistemas diferentes de apertura y cierre diseñados para este fin, el más clásico de los cuales es el sistema de corchetes. En este modelo, hay que girar el pomo hacia la izquierda para bajar la pinza.

También está el cierre de botón a presión y el cierre de tapa retráctil, que son sin duda los más prácticos. Y por último, está el cierre de bayoneta que está presente sobre todo en las ollas a presión de última generación, donde sólo hay que alinear las flechas de la tapa con las de las asas terminando con una ligera presión.

Las opciones

Algunas opciones integradas de la olla a presión pueden atraerle hacia un modelo en lugar de otro. Por ejemplo, hay versiones de sartenes con un temporizador que le resultará muy útil para avisar del final de la cocción.

Esto le permitirá disfrutar de un momento agradable con sus invitados, sin tener que vigilar la preparación. En los modelos más avanzados, el temporizador puede incluso utilizarse para detener automáticamente la cocción de la comida o para iniciar una preparación durante su ausencia. Esta es la opción de arranque retardado. Los modelos clásicos también están equipados con una válvula para dejar salir el vapor una vez alcanzada la presión necesaria.

Por otro lado, las ollas a presión profesionales tienen una pantalla LCD que permite programar el modo de cocción según el plato e incluso activar la función de mantener caliente.

¿Por qué comprar una olla a presión?

Facilidad de uso

No es necesario ser un cocinero experimentado para utilizar una olla a presión, ya que es un aparato de cocina muy fácil de usar. El objetivo es cocinar los alimentos a presión, por lo que basta con cerrar la tapa de la olla a presión antes de ponerla al fuego.

Y para su seguridad, la válvula empezará a girar inmediatamente para liberar el vapor al final de la cocción para que pueda abrir la olla sin riesgo de quemarse. Si su aparato dispone de un temporizador, éste sonará en cuanto termine la preparación.
Dividir el tiempo de cocción

Esta es una de las principales ventajas de una olla a presión. Permite cocinar los alimentos a una velocidad impresionante, ya que el vapor presurizado permite alcanzar una temperatura de cocción más alta en comparación con la temperatura de ebullición obtenida con una simple olla.

Por lo tanto, el tiempo de cocción con una olla a presión es menor que el de una cacerola tradicional que no tiene una tapa hermética. Esto ahorra mucho tiempo a quienes quieren preparar platos deliciosos muy rápidamente, conservando las vitaminas y los nutrientes de los alimentos.

Ahorro de energía

Es obvio: cuanto más rápido se cocine, menos energía se utilizará. El uso de una olla a presión de inducción tendrá un impacto muy positivo en sus facturas, ya que no tendrá que cocinar sus platos durante varias horas.

Lo mismo ocurre si utilizas gas para cocinar. El lado práctico y económico de este electrodoméstico le convencerá rápidamente, ya que además de cocinar las comidas muy rápidamente, le permitirá ahorrar energía. Razón de más para comprar uno, aparte de que es fácil de usar.

¿Qué olla a presión elegir?

Encuentre el modelo de olla a presión ideal en la siguiente tabla.

Los diferentes tipos de ollas a presión

La olla a presión

La olla a presión es una versión muy antigua de la olla a presión actual. Los modelos más clásicos funcionan como una verdadera olla que debe colocarse sobre el fuego, de gas o corriente, para cocinar la preparación.

Las de aluminio sólo son aptas para el gas y las de acero inoxidable son compatibles con todo tipo de calor, incluida la inducción. Este tipo de olla también está equipada con una válvula de seguridad para dejar salir el vapor cuando la olla alcanza una determinada presión al final de la cocción. Se trata de una olla a presión más tradicional, sin tecnología y, por tanto, más económica.

La olla a presión inteligente

También llamada olla a presión programable, la olla a presión inteligente es una versión muy moderna de la olla a presión. Se trata de un aparato eléctrico con una carcasa exterior como la de un robot, en la que se encuentra el recipiente de cocción.

Gracias a los avances tecnológicos, este tipo de olla a presión dispone de varias recetas programadas, con una gran variedad de funciones, entre las que se encuentran la función de arranque retardado, la función de mantener caliente e incluso la conectividad Wi-Fi o Bluetooth que permite controlarla a distancia.

De hecho, algunos electrodomésticos pueden sincronizarse con un smartphone o una tableta para aprovechar más opciones, como iniciar una preparación a distancia, avisar de un final de cocción o añadir nuevas recetas programadas.

Nuestro consejo: antes de decidirse por un modelo concreto, tómese el tiempo de comparar los modelos que pueden influir en su elección. Una olla a presión barata será efectivamente muy atractiva, pero una olla a presión programable será mucho más práctica para el uso diario.

Descubra tambien La mejor olla arrocera

¿Cuál es el precio de una olla a presión de calidad?

El precio de una olla a presión varía en función de varias características: su marca, su modelo, sus prestaciones, su material de fabricación, sus distintas opciones integradas o su capacidad.

Dependiendo de su presupuesto, podrá comprar una olla a presión inteligente o una olla a presión barata. Sin embargo, debe saber que las ollas de aluminio son mucho más baratas que las ollas a presión de acero inoxidable y las de acero inoxidable.

Para este tipo de olla tradicional, el precio puede oscilar entre 45 y 60 euros para los modelos de entrada, entre 65 y 100 euros para los de excelente relación calidad-precio y hasta más de 150 euros para las versiones de muy alta gama.

¿Cómo utilizar una olla a presión?

No hay nada complicado en utilizar una olla a presión. El primer paso es preparar los alimentos que se van a cocinar, ya sea carne, pescado o verduras. Lávelos y córtelos como desee, luego póngalos en la olla y añada la cantidad de agua necesaria para cocinarlos.

Tenga cuidado de cerrar bien la tapa para no perder nada del líquido de la cocción y coloque el preparado en el fuego. Su plato se cocinará cuando la válvula comience a silbar y girar o cuando le avise la campana del temporizador.

¿Cómo mantener su olla a presión?

Para limpiar su olla a presión correctamente, estos son los pasos que debe seguir. En primer lugar, vierta un poco de agua en el fondo de la olla a presión y raspe los alimentos pegados con una espátula de madera.

Vacía la olla y llénala de agua caliente, añadiendo cristales de sosa, que puedes encontrar fácilmente en los supermercados. Déjalo reposar unos minutos y termina enjuagando el bol. A continuación, puede meter el aparato en el lavavajillas con o sin la tapa, según el modelo de su olla a presión. Para el exterior, un golpe de esponja no abrasiva será suficiente.

El sitio Web directoria.es utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.    Más información
Privacidad